Entre tonos de gris

lunes, 8 de diciembre de 2014

SOBRE EL LIBRO

Título: Entre tonos de gris (Between shades of gray)
Autora: Ruta Sepetys
Editorial: Maeva
Páginas: 288
Precio: 8,90 €
Sinopsis: Junio de 1941, Kaunas, Lituania. Lina tiene quince años y está preparando su ingreso en una escuela de arte. Tiene por delante todo lo que el verano le puede ofrecer a una chica de su edad. Pero de repente una noche, su plácida vida y la de su familia se hace añicos cuando la policía secreta soviética irrumpe en su casa llevándosela en camisón junto con su madre y su hermano. Su padre, un profesor universitario desaparece a partir de ese día. 

A través de una voz narrativa sobria y poderosa, Lina relata el largo y arduo viaje que emprenden, junto a otros deportados lituanos, hasta los campos de concentración de Siberia. Su única vía de escape es un cuaderno de dibujo donde plasma su experiencia, con la determinación de hacer llegar a su padre mensajes para que sepa que siguen vivos. También su amor por Andrius, un chico al que apenas conoce pero a quien, como muy pronto se dará cuenta, no quiere perder, le infunde esperanzas para seguir adelante. Este es tan solo el inicio de un largo viaje que Lina y su familia tendrán que superar valiéndose de su increíble fuerza y voluntad por mantener su dignidad. ¿Pero es suficiente la esperanza para mantenerlos vivos?




SOBRE LA AUTORA

Ruta Sepetys (Detroit, Michigan, 1967) estudió economía y ha desarrollado una prestigiosa carrera como productora musical. Inspirada por la historia de su padre, un inmigrante lituano cuya familia fue víctima del genocidio estalinista en los países bálticos, escribió, tras un exhaustivo proceso de documentación, Entre tonos de gris, su primera novela. El libro tuvo una excelente acogida y sirvió para arrojar luz sobre este oscuro episodio de la historia europea, hasta el punto de que la autora ha sido invitada recientemente a comparecer ante el Parlamento Europeo para exponer sus hallazgos sobre el tema. 

Pinchar en la imagen para más información sobre la autora

OPINIÓN PERSONAL

Un día llegas a una librería y mientras una amiga pregunta al dependiente una cosa, tú ojeas los libros. Ves muchos libros y sólo lees el argumento de unos pocos. De repente, uno de ellos llama tu atención: la portada, el nombre, el argumento... "Ya lo leeré más adelante", pensé al mismo tiempo que abandonaba aquel ejemplar en la estantería. Ese día, cometí un error, pues dejé pasar la oportunidad de leer un gran libro. Pero años después recordé ese libro en esa estantería y decidí leerlo. 

Entre tonos de gris está ambientada en los campos de concentración rusos de la Segunda Guerra Mundial. Este libro esconde una historia que hace reflexionar a medida que lo vas leyendo pero, sobre todo, una vez terminado. Se cuenta una historia difícil de superación que contiene mucho sufrimiento y dolor, pero que creo que merece ser conocida. 




Hasta ahora nunca había leído libros en los que la historia se desarrollase en un campo de concentración ruso, pues siempre había sido en campos de concentración nazis. Se trata de una historia que como decía antes te hace reflexionar, y es que ¿por qué se escribe tan poco sobre los campos de concentración rusos? Creo que es una parte de la historia que está un poco escondida y que hay que destapar y enseñar un poco más porque muchas personas sacrificaron su libertad e incluso su vida para que otras pudieran disfrutar de ella. 


"¿Qué era más difícil, morir o ser el que sobrevive? Tenía dieciséis años, era huérfana, estaba en Siberia, pero lo sabía. Era lo único sobre lo que no tenía dudas, nunca: quería vivir. Quería ver crecer a mi hermano. Quería volver a ver a mi patria. Quería ver a Joana. Quería volver a sentir el aroma de las lilas que la brisa traía hasta mi ventana. Quería pintar en los campos. Qieria ver a Andrius con mis dibujos. En Siberia sólo había dos escenarios posibles: el éxito significaba sobrevivir; el fracaso significaba morir. Yo quería la vida. Quería sobrevivir"

El libro nos cuenta el viaje forzoso que Lina y su familia se ven obligados a hacer. El lector acompaña a Lina a lo largo del libro, y será testigo de todas las barbaridades cometidas por los soviéticos. Sorprende la entereza con la que la autora, a través de la protagonista, cuenta la historia. No puedo decir que lo cuenta de manera objetiva, porque es obvio quiénes son los malos y quiénes son los buenos pero sí que se mantiene distante en ciertos aspectos de la historia. Aún así, es un libro muy directo, lo cuenta todo con pelos y señales y no se deja nada en el tintero. Es imposible leerlo y quedarse indiferente.





Sin embargo, detrás de todo esto, hay sitio para una pequeña historia de amor, hay esperanza y, lo que hace que la historia sea magnífica, hay valentía. Valentía en una adolescente de dieciséis años, valentía en un niño de siete años, valentía en cada uno de los lituanos que intentan sobrevivir en un lugar escondido bajo la nieve. 


A pesar de ser un libro corto, los personajes están muy bien definidos y los hay de todo tipo: desde los más solidarios hasta los más egoístas pero no por ello uno te cae mejor que otro, sino que los comprendes a todos y entiendes por qué unos se comportan de una manera y otros de otra. Cada uno tiene su propia personalidad y no por ello son mejores o peores. 


Entre tonos de gris atrapa y es fácil de leer. Es uno de estos libros que es necesario leer porque, además de que la historia sea preciosa, es importante recordar que este tipo de cosas han ocurrido de verdad y hay que tenerlas siempre presente; el sacrificio de una serie de personas no puede ser olvidado. Como bien dice la autora: "Mi mayor esperanza es que las páginas que aquí encuentre despierte, en lo más hondo de su corazón, su compasión por el género humano. Espero que lo muevan a hacer algo, a contárselo a alguien. Solo así podremos evitar que vuelvan a ocurrir atrocidades como estas".





Andrea.


No hay comentarios :

Publicar un comentario