La misión del bufón (El profeta blanco I)

viernes, 24 de marzo de 2017

Autor: Robin Hobb 
Editoral: Penguin Random House, Fantascy
Páginas: 800 páginas
Precio: 11,95 €
Sinopsis: Desde hace quince años, Traspié Hidalgo vive aislado y es dado por muerto por casi todos los que lo conocieron y amaron. Pero la visita inesperada del que fue su mentor lo coge desprevenido. El príncipe heredero del trono ha desaparecido y peligra la estabilidad del reino. Traspié, que posee una rara combinación de dotes mágicas, es el único capaz de localizarlo a tiempo para su ceremonia y así salvar los Seis Ducados de una crisis política de proporciones incalculables. 
Su investigación le llevará a viajar a otras tierras junto con su bufón, su anterior compañero de aventuras convertido en un exótico lord, su fiel lobo, Ojos de Noche, y una mujer de confianza de la reina. Pero ni siquiera después de todo lo vivido, Traspié es consciente de la compleja red de traiciones que se está urdiendo, ni tampoco de que ahora, más que nunca se pondrá a prueba su lealtad. 

Gracias a la editorial Penguin Random House por el ejemplar
SOBRE LA AUTORA

Robin Hobb es el segundo seudónimo de la novelista Margaret Ogden. Nació en 1952 en California, creció en Alaska y actualmente vive en Tacoma, en el estado de Washington. 

En 1995 inició su periplo literario en la fantasía épica con el reino de los Seis Ducados. Empezó con la aclamadísima Trilogía del Vatídico (Aprendiz, de asesino, Asesino real y La búsqueda de asesino), reeditada por Debolsillo en 2014, y continuó con la Trilogía de las Layes del Mar (Las naves de la magia, Las naves de la locura, Las naves del destino), que Debolsillo relazó en 2016. La tercera saga fue El profeta blanco, que retoma las aventuras de los dos personajes más queridos por los lectores, Traspié Hidalgo y el bufón. Le siguió la tetralogía The Rain Wild Chronicles. Entre 2014 y 2015 se publicaron en inglés los dos primeros tomos de una nueva trilogía: The Fitz and the Fool

Aparte de su obra previa bajo el seudónimo de Megan Lindholm, también ha publicado The Inheritance & Other stories y la serie The Soldier Son.

Hobb ha sido galardonada con los premios más prestigiosos de género como el Hugo y el Nebula. Además, sus obras se han traducido a varios idiomas. 

Cada novela de la autora se sigue convirtiendo en un gran acontecimiento y siempre figura entre las más vendidas de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia. 


OPINIÓN PERSONAL

¿Alguna vez habéis empezado un libro, lo habéis dejado y, tras pasar varios meses, lo habéis vuelto a retomar y a medida que avanzabais el libro piensas cómo has podido dejar el libro en un primer momento? Pues eso fue lo que me pasó con este libro. Me hice con el libro hace algo más de un año y, lamentablemente, lo dejé abandonado en su interior. Sin embargo, hace unos días, buscando por la habitación qué libro leer terminé echándole el ojo de nuevo al ejemplar y así fue como retomé 'La misión del bufón' cuyas 800 páginas terminé, sorprendida, en cinco días. 

Antes de nada, me veo en la obligación confesar que nunca había leído nada de Robin Hobb cuando este libro llegó a mis manos. Sin embargo, sí que había escuchado que se trata de una especie de diosa en el mundo en lo que al mundo de la literatura fantástica se refeire. También sabía que había más libros anteriores a esta historia ('Trilogía del profeta blanco') pero decidí -a lo loco- comenzar la historia de Traspié Hidalgo con este libro. 

Con este libro, la veterana escritora de fantasía, Robin Hobb, regresa a esta especie de mundo medieval centrado en los Seis Ducados y con un protagonista indiscutible: Traspié Hidalgo Vatídico. Al no haber leído las historias anteriores, lo cogí con miedo porque no sabía si me iba a perder en cuanto a los personajes y el papel de estos en la novela. Sin embargo, la pluma de Hobb consiguió que, sin ningún problema, consiguiera conocer desde el principio de qué iba la historia. 

La trama se centra en la vida de Traspié, un campesino, conocido también bajo el nombre de Tom Mechatejón, que vive junto a su lobo, Ojos de Noche, y su hijo, Percán, en una especie de exilio que él mismo se ha autoimpuesto. Su verdadera identidad: el mítico Traspié Hidalgo. 


Traspié Hidalgo y su lobo Ojos de Noche. 
Una vez conocida la identidad del protagonista, la historia se centra en el momento en el que unos antiguos conocidos Traspié acuden a la granja de éste para convencerle de que los Seis Ducados le necesitan de nuevo. ¿El motivo? El príncipe heredero de los Vatídico, familia con la que el protagonista está relacionado, ha desaparecido y Traspié puede que sea el único que consiga encontrarlo. No desvelaré si abandona o no su cómoda vida pero sí diré que a partir de este momento, Hobb crea algo maravilloso ya que consigue mezclar ese mundo de fantasía lleno de magia con el detectivesco, algo que, desde mi punto de vista, me parece magnífico e hipnótico. 

La propia Hobb dedica una gran parte del primer tercio del libro a crear un contexto para situar a los nuevos lectores y a los antiguos que no recordaban la historia, por lo que en ningún momento me ha costado seguir la historia a pesar de que partía desde cero. Sin embargo, he de decir que puede que se me hiciera un poco pesado al principio por todo el contexto que cuenta, algo que podría hacerse también pesado a los que recuerden la historia por este mismo motivo. Da la sensación, por lo tanto, de que no es necesario haberse leído los libros anteriores, lo que considero algo brillante en la manera de escribir de Robin Hobb. A través de la narración del protagonista en su granja, la autora va contando la historia del mismo y, poco a poco, el lector se queda atrapado, sin darse cuenta, en la historia de Traspié a lo largo de quince años, los transcurridos entre el final de la trilogía y esta nueva. 


Mapa de los Seis Ducados, lugar en el que se desarrolla la historia. 

En cuanto a los personajes, es interesante ver cómo el lector, a pesar de no haber formado parte de las primeras aventuras de Traspié en la anterior trilogía, consigue ver una evolución en los personajes que acompañan a Tom Machatejón en esta historia. Es decir, es tal la descripción de los personajes y la manera de recordar de Hobb que es como si uno hubiera vivido la historia original. De esta manera, el compañero de nuestro protagonista, que en la  trilogía original era un simple y pobre caballero, en esta nueva historia se convierte un noble cuya mentalidad ha cambiado y uno, conocedor o no de la historia, sabe cómo fue. 

Además, algo que me ha gustado mucho es cómo refleja Hobb la personalidad de los personajes y cómo consigue que cada uno de ellos sean tan humanos como la persona que está leyendo la historia. Ni todo es blanco ni todo es negro. Es decir, la novela sucede en una línea de tiempo en la que todo es gris. Hay malos y buenos. Pero esos malos y buenos también son buenos y malos. 

Por si no lo habéis notado, he llegado a admirar la escritura de Robin Hobb. Es pausada, detallada pero sin llegar a cansar ni aburrir, delicada, cuidada y armoniosa. Magia, traiciones, aventuras, batallas, historia, giros en la trama, momentos de tensión, de tristeza, de alegría... Creo que es uno de los mejores libros que he leído en el último año y no me arrepiento de haberlo hecho con un libro de Hobb. Sin embargo, nada como el final que, a pesar de ser el primer libro de una trilogía, tiene un final cerrado, digno del resto del libro. 

La autora consigue convertir este libro, que en un primer momento muchos consideraron que iba a ser el cuarto libro de la historia original, en el primer libro de toda una nueva historia y en una obra de arte de la fantasía. Sin ninguna duda, con ganas de leer más historias de Robin Hood y disfrutar como una niña con su escritura. 

Andrea.

No hay comentarios :

Publicar un comentario