Sígueme

La luz que no puedes ver

viernes, 23 de febrero de 2018

Título: La luz que no puedes ver
Autor: Anthony Doerr
Editorial: DeBolsillo
Páginas: 672
Precio: 13,95 €
Sinopsis: Marie-Laure es una joven ciega que vive con su padre en París, donde él trabaja como responsable de las mil cerraduras del Museo de Historia Natural. Cuando los nazis ocupan la capital, padre e hija deben huir con la más preciada y peligrosa joya del museo. 
Werners es un muchacho huérfano criado en un pueblo minero de Alemania y fascinado por la fabricación y reparación de aparatos de radio, un talento que no ha pasado desapercibido a las Juventudes Hitlerianas. 
Siguiendo al ejército alemán, Werner deberá atravesar Europa hasta que su camino y el de Marie-Laure por fin se crucen. Destinados a ser enemigos y a crecer entre la destrucción, los inolvidables protagonistas de esta hermosa novela se convertirán en pequeños héroes cuya inocencia vencerá incluso a la guerra. 

SOBRE EL AUTOR

Anthony Doerr es autor de los libros de relatos Memory Wall y The Shell Collector, las memorias Four Seasons in Rome y las novelas Sobre Grace y La luz que no puedes ver. Este última ha sido finalista del National Book Award y ganadora del Premio Pulitzer de Ficción 2015, y se ha convertido en un bestseller en todo el mundo, consiguiendo extraordinarias críticas. Las obras de Doerr han logrado numerosos premios más, entre ellos cuatro O. Henry Prizes, el Barnes & Noble Discover Prize, el Rome Prize, el New York Public Library's Young Lions Award, el National Magazine y diversos premios que avalan la fama de dicha novela. En 2007, la revista literaria británica Granta incluyó a Doerr en su lista de "Los mejores novelistas estadounidenses". Actualmente, vive en Boise, Isaho, con su mujer y sus dos hijos.


OPINIÓN PERSONAL

Este libro llegó a mí acompañado de un ambiente navideño. No hay nada como comprar un libro de segunda mano en un mercadillo de Navidad acompañada de unos gofres, del frío de Alcalá de Henares y de las luces que decoraban sus calles cervantinas. Así fue como llegó a mis manos La luz que no puedes ver, nada más y nada menos que el premio Pullitzer 2015. 

La historia transcurre en Francia y Alemania durante la Segunda Guerra Mundial. En medio de este caos, dos niños se ven obligados a vivir una vida para la que no estaban preparados. Sin darse cuenta, ambos dejan de serlo y pasan a convertirse en adultos con tan sólo 12 años. 

Marie-Laure, una chica ciega que vive con su padre cerca del Museo de Historia Natural de París, se ve obligada a sobrevivir en una Francia que pronto estará llena de nazis. Como consecuencia de esto, la joven niña y su padre se ven obligados a huir a la portuaria ciudad de Saint-Malo, al noroeste de Francia mientras que unos kilómetros hacia el este, en la Alemania nazi, Werner, un joven huérfano cautivado por las radios, crece junto a su hermana pequeña en un pueblo minero. El talento del joven alemán por las radios no pasa desapercibido para las Juventudes Hitlerianas que no tardan en recrutarle. Los caminos de ambos se cruzarán en una trágica noche que cambiará sus vidas para siempre. Aun así, el camino que siguen hasta que sus pasos coinciden no deja indiferente al lector. 

Panorámica desde el cielo de Saint-Malo, Francia
Algo que me ha llamado mucho la atención de la historia es cómo el autor describe las cosas a través de otros sentidos que no son la vista, como consecuencia de la ceguera de Marie-Laure. El autor, en la piel de la joven parisina, explica la percepción del mundo con los sonidos, las sensaciones, el tacto, el olor, ofreciendo así al lector algo distinto de a lo que está acostumbrado. 

La luz que no puedes ver es un libro ágil y rápido de leer en el que predominan los diálogos, las frases breves, las descripciones escasas y los capítulos cortos, que desde mi punto de vista, son excesivamente cortos... lo más largo que he encontrado ha sido un capítulo de siete páginas. Esto tiene un punto a favor: la lectura es rápida, aunque por antonomasia, aparece un aspecto negativo: al ser capítulos tan cortos, es imposible que el lector (al menos es lo que me ha ocurrido a mí) simpatice del todo con los personajes y se adentre en la historia. Si la intención de Doerr era que la historia calase, en mi caso no lo ha conseguido. 

Extracto de La luz que no puedes ver
No obstante, he de reconocer el autor parte de un enfoque original que le lleva a crear una historia y una premisa buena. De hecho, es la propia trama la que te hace seguir adelante para descubrir qué ocurre con esos personajes, en qué momento se encuentran y las consecuencias de ese encuentro. Sin embargo, considero que esta reunión entre Marie-Laure y Werner es muy tardía -ocurre en las últimas 100 páginas de un libro formado por algo más de 670 páginas-. Aun así, tras haber pasado unas semanas desde que lo terminé creo que por muy tarde que se diera el momento del encuentro, ocurrió en el momento justo y adecuado con el efecto que supondría esto para ambos protagonistas.

Por otro lado, sé que la intención del autor no era crear un libro juvenil y la historia no está enfocada hacia ese género. Sin embargo, el estilo que usa y la manera en la que gira la historia provoca que el lector piense en determinados momentos que se encuentra ante un libro dirigido a los jóvenes. Repito: no es el género en el que encasillaría La luz que no puedes ver ni mucho menos, pero ciertos matices invitan a ello. 

Saint-Malo durante la Segunda Guerra Mundial
Como conclusión, considero que el hecho de que haya ganado el Premio Pullitzer ha hecho que la gente se esperase otra cosa, al menos es lo que me ha ocurrido a mí. En todo caso, recomiendo que si estás interesado le des una oportunidad y seas tú mismo el que decida si merece una buena crítica o una mala. Objetivamente, está bien escrita y la pluma del autor es incuestionable, los personajes están bien definidos y llegas a pensar como ellos. Es un libro entretenido que llega a emocionar pero no termina de ser esa gran novela que uno espera cuando a tus manos llegan las páginas de un libro con este éxito literario. 



No hay comentarios :

Publicar un comentario