Sígueme

Los perros duros no bailan

miércoles, 18 de abril de 2018

Título: Los perros duros no bailan
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Editorial: Alfaguara
Páginas: 168
Precio: 16,06 €
Sinopsis: Hace días que en el Abrevadero de Margot, donde se reúnen los chuchos del barrio, nada se sabe de Teo y de Boris el Guapo. Sus colegas presienten que detrás de su desaparición hay algo oscuro, siniestro, que los mantiene alerta. Lo ocurrido no puede ser nada bueno; lo sospechan todos y lo sabe su amigo el negro, luchador retirado con cicatrices en el hocico y en la memoria. Para él es cuestión de instinto, de experiencia sobreviviendo en las situaciones más difíciles. Eso lo lleva a emprender un peligroso viaje al pasado, en busca de sus amigos. 

En esta asombrosa novela negra, divertida, tierna y sobrecogedora de principio a fin, Arturo Pérez-Reverte narra con increíble maestría la aventura de un perro en un mundo diferente al de los humanos, donde rigen las mejores reglas -lealtad, inteligencia y compañerismo- y están desterradas toda corrección política o convención social. Un mundo en el que a veces hay clemencia para los inocentes. Y justicia para los culpables.
SOBRE EL AUTOR

Arturo Pérez-Reverte es licenciado en ciencias políticas y periodismo. Trabajó durante buena parte de su vida profesional como reportero en el diario Pueblo y como corresponsal de guerra para Televisión Española (TVE), actividad que abandonó definitivamente en la década de los noventa para dedicarse por entero a su carrera como novelista. A día de hoy, Reverte se ha convertido en un escritor de gran éxito popular y su extensión literaria ha sido traducida a 25 lenguas y cinco de sus relatos ya han sido adaptados al cine. 

En junio de 2003, Arturo Pérez-Reverte ingresó como miembro en la Real Academia Española (RAE) ocupando el sillón T. Desde abril de 2016 es editor y cofundador de la web de libros y autores Zenda. 


OPINIÓN PERSONAL

Este libro llegó a mí recién salido del horno. Dos días después de que se publicase, me pidieron opinión sobre el nuevo libro del aclamado y polémico escritor español Arturo Pérez Reverte. No había escuchado hablar de esta nueva historia ni tan siquiera me había atrevido aún a leer algo de este escritor. Sin embargo, leí el argumento y, sin darme cuenta, en menos de media hora ya estaba pasando las primeras páginas de Los perros duros no bailan.

Teo y Boris desaparecen. De la noche a la mañana estos dos amigos dejan de frecuentar el Abrevadero, un bar de la zona en la que vive Negro, amigo y luchador ya retirado. Éste no quiere admitir que sus amigos hayan desaparecido voluntariamente. Por este motito, Negro emprende la búsqueda de Teo y Boris y, a medida que se va introduciendo más en la vida de cada uno de ellos, vuelve a entrar, sin darse cuenta, en un mundo que pensaba que había olvidado: las peleas de perros. Todo apunta a una novela típica policíaca y de misterio de no ser porque Teo, Boris, Negro y todos los demás personajes que rodean sus vidas son perros. 


Sí, como leéis. La historia está contada desde el punto de vista de un perro. En esta ocasión, Arturo Pérez-Reverte ha decidido humanizar a los perros y convertirlos en los protagonistas de Los perros duros no bailan como parodia de nuestro mundo. A través de estos animales, el escritor y antiguo periodista ha querido criticar ciertos aspectos de las sociedades actuales (el maltrato animal es el que más salta a la vista) así como sus comportamiento ya que, según palabras de él mismo, "hubiera sido complicado contar todo lo que escribo desde el punto de vista de una persona". "Se me echarían encima todos los colectivos y personas contrarias a cada una de los comentarios. Los perros son libres. No se les juzga", explicaba Reverte en la presentación del libro. 

Los perros duros no bailan es un libro que choca desde la primera página. Es difícil imaginar desde un principio que la historia esté contada por un perro y, desde mi punto de vista, creo que no ha terminado de cuajar del todo. Quizá el hecho de que Reverte escribiera el libro en un mes es muestra de ello. 

Por otro lado, no creo que haber elegido este libro como el primero que leo de este autor haya sido la mejor elección de mi vida. Considero que la narración es muy simple, con frases cortas y sencillas, sin mucho adorno ni recursos estilísticos con diálogos aún más simples, coloquiales y, en ocasiones, hasta redundantes. El tono comienza siendo humorístico y acaba convirtiéndose en un drama; algo interesante aunque no bien desarrollado. Para mí, Reverte no se ha roto la cabeza a la hora de escribir este libro: quería un relato corto, de lectura rápida y con mensajes actuales reivindicativos. Si ese era su objetivo, lo ha conseguido, pero el proceso es muy básico.



Además, he de mencionar algo que me llamó la atención desde que leí algunas declaraciones del propio Reverte sobre por qué escribir una historia tan "llamativa". El autor ha explicado haber escrito un libro desde el punto de vista del perro para poder así decir todo sin ser juzgado. Crítica social, política y económica están presentes continuamente en las páginas de esta novela. Sin embargo, todo el mundo sabe que Arturo Pérez-Reverte no tiene pelos en la lengua y siempre dice lo que piensa sin pudor alguno -sus polémicas en las redes sociales son muestra de ello-. Por este motivo, no sé hasta qué punto decir que ha escrito este libro para "poder decir lo que quiera sin temor a ser juzgado" es aplicable en su caso o no. Ahí queda una opinión. 

En definitiva, Los perros duros no bailan es una novela sin pretensiones, ligera, sencilla, previsible aunque entretenida. Si lo que quieres es echarte unas risas, pasar el tiempo y leer algo totalmente distinto te invito a leerlo. Es un libro corto, un poco extraño que no te ocupará mucho tiempo. Eso sí, no esperes la gran novela de Arturo Pérez-Reverte porque no lo es. 


Andrea. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario