La sombra del viento

martes, 11 de noviembre de 2014

SOBRE EL LIBRO


Título: La sombra del viento
Autor: Carlos Ruiz Zafón
Editorial: Booket
Páginas: 575
Precio: 10,40 €
Sinopsis: Un amanecer de 1945, un muchacho es conducido por su padre a un misterioso lugar oculto en el corazón de la ciudad vieja: El Cementerio de los Libros Olvidados. 
Allí, Daniel Sempere encuentra un libro maldito que cambia el rumbo de su vida y le arrastra a un laberinto de intrigas y secretos enterrados en el alma oscura de la ciudad. 
La Sombra del Viento es un misterio literario ambientado en la Barcelona de la primera mitad del siglo XX, desde los últimos esplendores del Modernismo hasta las tinieblas de la posguerra.


SOBRE EL AUTOR

Carlos Ruiz Zafón es uno de los autores más leídos y reconocidos en todo el mundo. Inicia su carrera literaria en 1993 con El Príncipe de la Niebla (Premio Edebé), a la que le siguen El Palacio de la MedianocheLas Luces de Septiembre (reunidos en el volumen La Trilogía de la Niebla) y Marina. En 2001 se publica su primera novela par adultos, La Sombra del Viento, que pronto se transforma en un fenómeno literario internacional. Con El Juego del Ángel (2008) vuelve al universo de El Cementerio de los Libros Olvidados, que sigue creciendo con El Prisionero del Cielo (2011). Sus obras han sido traducidas a más de cincuenta lenguas y han conquistado numerosos premios y millones de lectores en los cinco continentes.


Pincha en la imagen para acceder a la página oficial

OPINIÓN PERSONAL

"Hija, lee este libro". "Tienes que leer este libro". "¿No has leído La Sombra del Viento?" Desde que se publicó este libro, estas han sido las frases que más había escuchado. Y es que no fue hasta hace unos años cuando decidí por fin leer este libro del que tanto hablaban. Lo cogí con miedo, pensando siempre, ¿y si no me gusta? No habría sido la primera vez que leo un libro que a todo el mundo le gusta y que tiene buenas críticas y, que sin embargo, me convierto en la oveja negra y me acaba aburriendo. 

Pasé la primera página del libro por primera vez en el tren de camino a la universidad y en esa misma página sabía que me iba a gustar. Llegué a clase y seguí leyendo debajo de la mesa, de camino a casa me pasé de estación (lo que ocurrió más de una vez), llegaba a casa y seguía leyendo... y así los tres días que tardé en leerlo. En cualquier sitio donde estuviese éramos el libro y yo, Daniel Sempere y yo, Barcelona y yo, El Cementerio de los Libros Olvidados y yo; no existía nadie más a mi alrededor. Siempre he leído mucho, pero esta sensación no la había experimentado en mi vida y eso que me han gustado muchísimos libros. Pero aquí viene la diferencia: ninguno había sido como este. 




La sombra del Viento comienza en 1945, cuando el padre de Daniel Sempere decide llevar a su hijo a un lugar único y secreto que sólo unos pocos privilegiados tienen el honor de conocer: El Cementerio de los libros olvidados. 

"Todavía recuerdo aquel amanecer en que mi padre me llevó por primera vez a visitar el Cementerio de los Libros Olvidados. Desgranaban los primeros días del verano de 1945 y caminábamos por las calles de una Barcelona atrapada bajo cielos de ceniza y un sol de vapor que se derramaba sobre la Rambla de Santa Mónica en una guirnalda de cobre líquido".

Allí conoce a Isaac, el guardián de este lugar, quien le explica que el sitio se rige por una serie de normas pero la más importante de todas es que el lector no elige el libro sino al revés. De la mano de Isaac, Daniel se adentra en un laberinto de libros, páginas e historias olvidadas hasta que encuentra un libro llamado La Sombra del Viento cuya historia y autor se van a convertir en un misterio que Daniel intentará resolver a lo largo de su vida.

El libro es una obra magnífica que entrelaza historias y hace que el lector se sumerja en cada una de sus páginas. Es un libro que te hechiza desde el primer momento tanto por la historia como por la manera en la que está escrita que es sencillamente extraordinaria. Hacía tiempo que no leía un libro tan bien escrito en español. Consigue que en tu imaginación se desarrolle una historia oscura, envuelta en un grandísimo misterio; pero sin embargo, en otros momentos se desecha de esto y aparecen escenas con muchísima ternura y cariño, que transmiten calidez y que más de una vez provoca que se te caiga alguna que otra lagrimilla. 


Paseo de la Rambla de Santa Mónica 
Te enamoras de Daniel Sempere y te encariñas como una niña pequeña con Fermín, un amigo de la familia. El autor hace que nos metamos en la vida de cada uno de los personajes y que entendamos cada uno de los actos que hacen. Te conviertes en otro ser que se encuentra en cada personaje, eres uno más entre ellos y llegas a echar de menos el Cementerio de los Libros Olvidados.

Lo triste es cuando llegas al final. En el cuerpo se incrusta el sentimiento de felicidad y tristeza al mismo tiempo y cuando lees la última línea te quedas vacía, como si te faltara algo y un libro que consigue ser parte de tu vida, no es solo un libro, es un tesoro.






Andrea.

2 comentarios :

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo Andrea, este libro es una obra maestra. Una vez que empiezas a leerlo eres incapaz de parar hasta que no llegas al final. Como bien dices, llegas a sumergirte tanto en la historia que la realidad a tu alrededor desaparece por completo. Un libro que recomiendo a todo el mundo. ¡Gran post Andrea! Tenía que comentarlo...un saludo!!

    ResponderEliminar
  2. Es uno de mis autores favoritos por esa misma razón: sus libros son únicos. Y es que lo que él consigue con sus palabras es increíble. El libro en sí es una sucesión continua de frases que te hacen pensar y te dejan con el suspiro en los labios, porque una página tras otra tiene frases para recordar. Tardé más de lo que esperaba en leerlo, pero no fue por no querer o por no poder parar de leer (que sí, me pasó algunas noches). Es un libro, no solo recomendable, sino imprescindible para todo aquel que se considere lector y amante de la literatura.
    Sigue recomendando libros como este (aunque es imposible), porque son una maravilla.

    ResponderEliminar