Perdida

sábado, 11 de abril de 2015

SOBRE EL LIBRO

Título: Perdida (Gone Girl)
Autora: Gillian Flynn
Editorial: Literatura Random House
Páginas: 576
Precio: 17,90 €
Sinopsis: En un caluroso día de verano, Amy y Nick se disponen a celebrar su quinto aniversario e bodas en North Carthage, a orillas del río Mississippi. Pero Amy desaparece esa misma mañana sin dejar rastro. A medida que la investigación policial avanza, las sospechas recaen sobre Nick. Sin embargo, Nick insiste en su inocencia. Es cierto que se muestra extrañamente evasivo y frío, pero ¿es un asesino? Perdida arranca como todo buen thriller que se precie: una mujer desaparecida, una investigación policial... Pero es que Perdida no es solo un buen thriller. Es una obra maestra. Un thriller psicológico brillante con una trama tan apasionante y giros tan inesperados que es absolutamente imposible parar de leer. Perdida es también una novela sobre el lado más oscuro del matrimonio, sobre los engaños, las decepciones, la obsesión, el miedo. Una radiografía completamente actual de los medios de comunicación y su capacidad para modelar la opinión pública. Pero sobre todo, es la historia de amor de dos personas perdidamente enamoradas. 

SOBRE LA AUTORA

Gillian Flynn es una escritora estadounidense y ex crítica de televisión para Entertainment Weekly. Ya había publicado otras dos novelas antes de que Perdida se convirtiese en un éxito de crítica y ventas. La primera, Heridas abiertas, fue finalista del premio Edgar de novela negra y fue galardonada con el premio Fleming Steel Dagger en 2007 al mejor thriller; la segunda, La llamada del Kill Club, fue elegida libro favorito del año por los reseñistas del New Yorker, mejor lectura del verano según la revista Weekend Today, mejor libro de 2009 según el Publisers Weekly y mejor novela según el Chicago Tribune. Las novelas de Flynn han sido publicadas en veintiocho países. 

20th Century Fox llevó al cine esta historia en octubre de 2014. La película, dirigida por David Fincher y protagonizada por Ben Affleck, Rosamund Pike y Neil Patrick Harris, fue escrita también por Flynn. La película estuvo nominada en los Óscar a mejor actriz.

Actualmente Gillian Flynn vive en Chicago con su marido y su hijo. 



OPINIÓN PERSONAL

No quiero empezar la reseña sin antes recomendar encarecidamente la lectura de este libro. Son de esos libros que consiguen engancharte desde la página uno, hacer que pienses de una manera y provocar que en un solo viaje en tren cambie la historia radicalmente y no puedas parar de leer. Es uno de los mejores thrillers psicológicos que he leído hasta ahora y creo que tardará mucho hasta que vuelva a aparecer en mis manos un libro parecido. 


Perdida es un libro difícil de reseñar porque es muy complicado no desvelar algún detalle. Y es que de eso se trata Perdida, de detalles. Detalles que no puedes dejar escapar, que no puedes olvidar aunque en algún momento pensases que son absurdos. Sin embargo, la autora lo hace de tal manera que cuando llegas al momento importante son necesarios. Es uno de los libros que por la forma en la que está narrada, por el estilo de la autora y por la personalidad retorcida de sus dos protagonistas, consigue convertirse en un libro especial que hace que estés todo un domingo leyendo. Te atrapa desde la primera página del libro:

"Como un niño, me imagino abriéndole el cráneo, desenrollando su cerebro y examinándolo cuidadosamente, intentando apresar e inmovilizar sus ocurrencias. «¿En qué estás pensado, Amy?»"

Amy (Rosamund Pike) y Nick (Ben Affleck) en la película de Perdida
La historia está contada por dos personas, los protagonistas de Perdida, en torno a los cuales gira la historia: Amy, la mujer desaparecida que cuenta su historia a través de su diario y Nick, el marido y principal sospechoso de la desaparición de su mujer. A través de estos dos personajes, se conoce una visión dura y particular del matrimonio: sus apasionados inicios, el periodo de asentamiento, hasta el momento en el que por fin se conocen y no les gusta lo que ven:
"Se ama tanto a la pareja como también se odia"

El libro está construido de tal manera que aunque te encuentres en la cabeza de Nick y él afirme constantemente que es inocente, una parte de ti sospecha que él es el culpable. Si lo es o no, ya lo tenéis que descubrir vosotros porque hasta aquí puedo contar. Lo demás sería tirar al traste la trama y la intriga y este libro hay que disfrutarlo de principio a fin. 


Hay dos cosas que me han impactado mucho de este libro. Por un lado, la forma de escribir de Flynn y por otro lado la segunda parte del libro. Leyendo esta historia no sólo he descubierto un gran libro sino que también he descubierto una muy buena escritora, capaz de llevar la historia con un ritmo increíble.



Los personajes, perfectamente creados y definidos, son peculiares y no sabéis hasta qué punto. Flynn es capaz de crear unos personajes con una psicología propia, oscura y retorcida y consigue mostrar perfectamente las mentes de Amy y de Nick sin reparos. Sin embargo, no voy a ser yo la que os cuente cómo son porque creo que eso es algo que hay que ir descubriendo a medida que avanza la historia. Os preguntaréis por qué. La verdad es que no sabría qué contaros, si lo que me parecieron en un principio o lo que resultaron ser luego. 


La historia está divida en tres partes, cada una diferente de la otra. Sin embargo, la segunda parte es la que me dejó impactada y de la que tuve que leer bien la primera página porque no podía creer lo que veían mis ojos. En una sola página consigue dar la vuelta a la historia como si de un calcetín se tratara. Aconsejo a todos aquellos que lean el libro, que si no les va gustando la historia (no fue mi caso, pero sé que existen), no lo dejen hasta que hayan llegado a esta parte, porque es precisamente esta parte la que coge cada uno de tus párpados con pinzas para que no puedas parar de leer. A partir de ahí, la lectura será rápida no, lo siguiente. Tendréis la necesidad de acabar el libro en ese momento. 




Y el final es... desquiciante. Llega un momento, sobre todo después de haber pasado por la segunda parte del libro, en el que no sabes qué pensar ni siquiera puedes imaginar un posible final porque no sabes cómo resolver todo eso, así que simplemente te dejas llevar por las páginas que te empujan a seguir leyendo. He leído en muchos sitios a personas a las que el final no les ha convencido. Pues yo aquí tengo que decir que a mí sí me convenció. De hecho, creo que es el final adecuado para los protagonistas. 


Por último, como futura periodista y amante de la comunicación, no puedo terminar la reseña sin comentar la radiografía que hace Flynn de los medios de comunicación y cómo, no sé si de manera positiva o negativa, éstos pueden influir en una comunidad y convencer a toda una nación de la culpabilidad de una persona o de todo lo contrario. Por otro lado, también invita a reflexionar sobre el periodismo de hoy en día basado en muchas ocasiones en rumores y perdiendo así, la esencia que lo hace especial. 


Finalmente, por si no os ha quedado claro, os recomiendo encarecidamente la lectura de Perdida. Es una novela diferente que engancha desde el principio, con una narración y un ritmo bien llevado in crescendo,  cuyos personajes son difíciles y retorcidos, y con un final resuelto de una manera maquiavélica e inteligente. Perdida es un thriller psicológico de calidad. 




A continuación dejo el trailer de la película:




Andrea.

4 comentarios :

  1. Hola :) Me encanto la película desde que vi el trailer, y tengo la novela apuntadísimo, todos decis que es una historia genial (que no lo dudo vista la película) y con la que espero poder hacerme y ponerme muy pronto. Gracias por la reseña, un besin^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! He visto la película, pero el libro lo tengo pendiente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Pucha, aún no veo esta película y la quiero ver desde el año pasado. Aunque ahora como que prefiero leer el libro primero.

    ResponderEliminar
  4. Me insistieron hasta la saciedad en que lo leyese antes de ver la película, que era una novela que merecía mucho la pena, pero se me echó el tiempo encima y acabé yendo antes al cine. La peli me gustó mucho pero ahora prefiero dejar que pase un tiempo hasta leerlo, para que se me olviden un poco los detalles.

    ResponderEliminar